Saltear al contenido principal
(+5411) 4704-7639 / 6145 E-mail
Un Auto Especial En El Calendario De Liqui Moly

Un auto especial en el calendario de Liqui Moly

Como todos los años vuelve el clásico calendario de taller de Liqui Moly y esta vez, 330 fanáticos del automóvil se presentaron con sus extravagantes autos para hacerse con ese lugar único en el medio publicitario preferido del especialista en aceites y aditivos. Un DeLorean DMC-12 de Rudolf Polzer fue el seleccionado; un auto con estatus de culto y la particularidad de que tuvo un propietario muy famoso.

Un auto especial en el calendario de taller de Liqui Moly

El vehículo seleccionado, que participó en la sesión fotográfica para el calendario de Liqui Moly de 2019, perteneció a Sammy Davis Junior, la estrella de Hollywood. Al fallecer en 1990, pasó a manos de su primer propietario europeo en los Países Bajos. Rudolf Polzer fue quien voló al sur de Alemania con el firme propósito de adquirir un DeLorean con caja de cambios manual. Debido a que el «manual» no estaba preparado en aquellos días, el vendedor le ofreció el coche de la estrella del entretenimiento y cerraron el trato.

Al igual que Sammy Davis Junior, el DeLorean también hizo carrera en Hollywood. En los años 1985, 1989 y 1990, un DMC-12 acondicionado hizo de máquina del tiempo en la famosa trilogía de ciencia ficción «Regreso al futuro» y desde entonces está presente en el sueño de viajar en el tiempo.

Así, el jurado proclamó vencedor al DeLorean DMC-12 ante los 330 competidores en el gran casting de automóviles de Liqui Moly para el calendario de 2019. Ambos se encontraron con otros coches pletóricos de PS y guapas modelos en una terminal de contenedores en Múnich Riem. Las palabras de Rudolf Polzer, tras un día entero bajo la luz de los flashes: «Muchas gracias por esta experiencia. Ha sido todo muy emocionante y me ha alegrado mucho que pudiese llevarme algunas fotos de recuerdo de este día en las que estamos mi coche y yo. Muchas gracias a todo el equipo, a las modelos y a los fotógrafos, fue simplemente fantástico, y para mí fue como si Sammy Davis Junior hubiese estado aquí también».

Volver arriba