Saltear al contenido principal

Ha transcurrido más de medio siglo desde que el empresario alemán Hans Henle descubriera en Estados Unidos el aditivo Disulfuro de Molybdeno (MoS2) o Molibdeno Líquido, que dió el nombre a lo que hoy conocemos como Liqui Moly, una marca de reconocida tecnología alemana, que con el paso de los años se transformó en una compañía presente en casi 90 países y cuya producción cuenta con una gama de más de 500 productos diferentes.

Sus inicios se remontan a la década de los ’50, cuando en la ciudad alemana de Ulm, cercana a las fábricas de Mercedes Benz, Porsche, Audi y BMW, comenzó a distribuirse el primer aditivo para aceites de automóviles denominado “KFZ1” y que actualmente conocemos como “Oil-Additiv”. Luego, se incorporarían una serie de artículos distintos que mantendrían como componente base el disulfuro de molibdeno.

Más tarde, Liqui Moly debutaría en el mercado alemán con el desarrollo de aditivos para combustibles y no conforme con ello, incluiría también los primeros aceites para motor elaborados en cuatro grados de viscosidad y con la protección antidesgaste en base al disulfuro de molibdeno. Como resultado, se obtuvo una amplia y variada línea de lubricantes minerales y sintéticos, que cumple con la versión más avanzada de las especificaciones API/ACEA y normas de la industria automovilística.

Actualmente, el abanico de productos Liqui Moly se completa con numerosos productos destinados al servicio técnico, mantenimiento y cuidado de vehículos, motocicletas, embarcaciones, bicicletas y maquinaria de jardinería. Incluso es posible encontrar un surtido de artículos para el pegado de cristales, la protección contra la corrosión y el sellado de costuras por pulverización, todos los cuales cuentan con las herramientas, equipos y medios necesarios para su aplicación.

A la fecha, Liqui Moly tiene su casa matriz en la localidad de Ulm- Lehr, al oeste de Alemania, encabezada por su actual propietario Ernst Prost, Su misión es continuar expandiendo su negocio de exportación, avalado por los más altos estándares de calidad en su producción y una sólida campaña publicitaria desarrollada a través de todos estos años tanto en la industria automotriz como en el deporte tuerca.

Volver arriba