Saltear al contenido principal
Los Aceites Hidráulicos De Liqui Moly Son Los Primeros En Cumplir El Máximo Estándar De Calidad

Los aceites hidráulicos de Liqui Moly son los primeros en cumplir el máximo estándar de calidad

Los aceites hidráulicos no se pueden distinguir fácilmente a simple vista, pero su potencial de rendimiento varía de manera sustancial. Sólo los que rinden al más alto nivel reciben la homologación RDE 90235 de Bosch Rexroth.

Con sus cuatro nuevos aceites hidráulicos HyPER, Liqui Moly, el especialista alemán en aceites de motor se ha convertido en el primero de los cuatro fabricantes a nivel mundial en cumplir el más exigente estándar de calidad.

Las presiones de trabajo y la densidad de potencia de los sistemas hidráulicos han aumentado de manera considerable en los últimos años y con ello los sistemas se han vuelto más susceptibles al desgaste y a averías prematuras. Por esta razón, la calidad del aceite hidráulico influye cada vez más en la vida útil y en la fiabilidad de los sistemas hidráulicos.

Liqui Moly, el especialista en lubricantes, ha tenido en cuenta esta tendencia y ha sometido sus aceites hidráulicos HyPER a la prueba más exigente: el test RDE 90235 de Bosch Rexroth.

Todos los aceites analizados han superado el examen con éxito. Son así, unos de los pocos a nivel mundial que cumplen con el más alto estándar. ‘El test de bombas que introdujo Bosch Rexroth en 2015 va mucho más allá de lo que exigen las normas DIN e ISO actuales’, explicó Roland Schmidt, director de Business Development Construction and Industry de Liqui Moly. El problema de estas normas: no han podido mantener el ritmo de los avances técnicos que han tenido lugar en el campo de los sistemas hidráulicos durante los últimos años.

El RDE 90235 es un ensayo científicamente estandarizado, que examina el comportamiento de los lubricantes y la interacción en los componentes clave, como son la bomba y el motor hidráulicos, bajo condiciones de trabajo realistas. ‘Unas condiciones de prueba basadas completamente en la práctica’, según Roland Schmitt. ‘Los test convencionales trabajan a 350 bares; este nuevo estándar llega hasta los 500.’ Las homologaciones que tenía Bosch Rexroth hasta la fecha se han anulado y se han sustituido por la RDE 90235. Roland Schmidt: ‘Las máquinas que tienen un sistema hidráulico Bosch Rexroth necesitarán sí o sí aceites con la nueva homologación.’

La serie de aceites hidráulicos HyPER de Liqui Moly incluye solamente aceites que cumplen con el máximo estándar en vigor. Los lubricantes contribuyen a que los componentes del sistema hidráulico tengan una mayor vida útil, porque reducen el desgaste en los metales no ferrosos y en la capa nitrurada de pistones y cojinetes, por ejemplo.

Al mismo tiempo mejora la seguridad de servicio y disminuye el riesgo de averías. Las juntas los toleran mejor y reducen así las fugas en las conexiones con tubos flexibles. La cantidad de mangueras que acaban estallando también disminuye notablemente.

En comparación con aceites hidráulicos convencionales, los aceites HyPER permiten que, por lo general, los intervalos de sustitución sean el doble de largos. ‘Esto significa que, además, el aceite netamente superior en términos de calidad no sólo ofrece muchas más ventajas técnicas, sino que a fin de cuentas, también es más barato que el aceite hidráulico convencional’, dijo el experto de Liqui Moly.

Los aceites HyPER se pueden utilizar en todas las máquinas, bien sean estacionarias o móviles, que requieran aceite hidráulico de la clase HLP. Junto a la homologación Bosch Rexroth 90235, los lubricantes también cumplen o superan las siguientes especificaciones:

  • Parker Denison HF-0, HF-1, HF-2
  • Eaton E-FDGN-TB002-E
  • Eaton Brochure 03-401-2010
  • Fives-Cincinnati P-68, P-69, P-70
  • DIN 51524-2 HLP
Volver arriba