Saltear al contenido principal
Protección Segura Contra La Peste Del Diesel

Protección segura contra la peste del diesel

Una prueba de laboratorio lo confirma: Los aditivos Liqui Moly ofrecen protección duradera frente a la presencia de microorganismos en el depósito.

Después de largos períodos de inactividad aparece el problema: la peste del diesel. Por ello, Liqui Moly, el especialista alemán en aceite de motor y aditivos, también incluye en su surtido de productos marítimos, productos que detienen e impiden la contaminación del depósito. Un laboratorio externo ha confirmado lo bien que funcionan.

El instituto Technische Mikrobiologie Dr. Jutta Höffler GmbH realizó pruebas con Liqui Moly Marine Diesel Schutz y también con Marine Diesel Bakterien Stop en diferentes dosificaciones según ASTM E 1259-05. En estas pruebas se añadió algo de agua al diesel y se introdujo una cantidad determinada de microorganismos. Se seleccionaron para ello tres causantes típicos de la peste del diesel: bacterias (Pseudomonas aeruginosa), levaduras (Yarrowia tropicalis) y hongos (Hormoconis resinae).

Los resultados fueron idénticos para los tres causantes. Los aditivos actuaron eficazmente, mientras que en el diesel sin tratar los microorganismos se pudieron extender rápidamente. Transcurridos siete días no se encontró microorganismo alguno y tampoco volvieron a aparecer pasados 21 días. También quedó demostrado que ambos productos son altamente eficientes a bajas dosificaciones.

De esta pareja de productos, Liqui Moly Marine Diesel Bakterien Stop es el especialista. Este aditivo ataca los microorganismos en particular. Cuando la infección es grave se aplica una dosificación de 1:1000. Para la prevención basta una de 1:4000. El otro producto, Liqui Moly Marine Diesel Schutz, es el generalista. También contiene sustancias activas que atacan los microorganismos, pero su dosificación no es tan alta como en Marine Diesel Bakterien Stop. Pero en su lugar, limpia el sistema de combustible, lo protege de la corrosión y aumenta el índice de cetano, logrando así que el motor arranque más rápido y funcione más suave.

La peste del diesel es un problema generalizado en las embarcaciones. Si hay agua en el depósito, bien sea agua de condensación en las paredes interiores del depósito de combustible, agua debido a la mala calidad del combustible o por descuidos al repostar, esa agua se asienta en el fondo del depósito de combustible. En la capa límite entre el agua y el diesel pueden reproducirse microorganismos.

La peste del diesel

Cuando más se prolongue la parada, en mayor número se reproducirán. Forman una masa viscosa que obstruye el filtro del combustible y los inyectores. El motor se detiene. Además, los productos que genera el metabolismo de los microorganismos hacen que la corrosión aumente en el depósito y en los conductos del combustible.

Tanto Liqui Moly Marine Diesel Schutz como Marine Diesel Bakterien Stop eliminan los microorganismos. Sin embargo, el lodo de microorganismos que se ha generado hasta ese momento ya no se podrá diluir. Por ello, cuando la contaminación sea importante, será imprescindible limpiar a fondo el depósito. Para no llegar a tal extremo, se pueden aplicar ambos productos en bajas dosificaciones de manera preventiva. Con su uso continuado tendrá la tranquilidad de que no hay bacterias ni hongos en el depósito. El motor no tendrá más problemas y se habrá ahorrado también el dineral que cuesta una limpieza de depósito.

Volver arriba