Abrasión

El desgaste general de una superficie por roce constante debido a la presencia de material extraño, partículas metálicas, o suciedad en el lubricante. Puede también causar también un rompimiento del mecanismo.

ACEA

Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA). La ACEA, sostiene un sistema de clasificación de los lubricantes para motores, similar al de API, pero adaptado a los vehículos automóviles fabricados en Europa. En el criterio ACEA, la letra A se refiere a los aceites para motores de gasolina, la letra B para los motores Diesel livianos y la letra E para los Motores Diesel pesados. El segundo número identifica diferentes rendimientos (1-5).

Aceite monogrado

Los aceites monogrado estan diseñados para trabajar a una temperatura específica o en un rango muy cerrado de temperatura. En el mercado se pueden encontrar aceites monogrado SAE 10, SAE 30, SAE 40, entre otros.

Aceite multigrado

Diseñados para trabajar en un rango más amplio de temperaturas, en donde a bajas temperaturas se comportan como un monogrado de baja viscosidad (SAE 10 por ejemplo) y como un monogrado de alta viscosidad a altas temperaturas (SAE 40 por ejemplo). Los aceites multigrados están formados por una aceite base de baja viscosidad así como de aditivos (polímeros) que evitan que el aceite pierda viscosidad al calentarse. Esto permite a los aceites multigrados trabajar en un rango muy amplio de temperatura manteniendo las propiedades necesarias para proteger el motor. En el mercado se pueden encontrar aceites multigrado SAE 5W-30, SAE 15W-40, SAE 20W-50, entre otros. Aquellos aceites que cumplen los requerimientos de viscosidad a bajas temperaturas (bajo 0°C) se les designa con la letra “W” que indica invierno (Winter).

Aceites de siliconas

Son aceites, que se aplican bajo condiciones especiales de servicio. Tienen valores característicos más favorables que los aceites minerales pero propiedades lubricantes peores y una capacidad menor de solicitación a carga, por lo cual son utilizados para aplicaciones específicas.

Aceites HC (Hydro Crack)

El aceite HC se obtiene mediante un proceso químico llamado “hidrocraqueo”. Los aceites HC tienen propiedades similares a los aceites sintéticos pero a un precio mas bajo.

Aceites HD

Los aceites Heavy-Duty (HD) son aceites para motores adaptados especialmente a las extremas exigencias en motores de combustión mediante aditivos. Los aceites HD se aplican generalmente en vehículos comerciales.

Aceites hidráulicos

Son líquidos hidráulicos a base de aceites minerales con un punto bajo de coagulación para usarse en instalaciones de hidráulica. Estos aceites son resistentes al envejecimiento, fluidos, sin formar espuma y con un alto grado de refinado.



Aceites hipoidales

Son aceites lubricantes para alta presión con aditivos EP para engranajes hipoidales, principalmente para los ejes accionados de vehículos.

Aceites minerales

Aceites minerales son confeccionados en la refinería a través de la destilación de petróleo crudo. Un aceite mineral de motor está formado por una base obtenida directamente de la destilación del petróleo más unos aditivos especiales que le confieren unas propiedades que mejoran sus prestaciones.

Aceites para Transmisiones

Un aceite para transmisiones es al igual que un aceite de motor elaborado por aceites básicos y paquetes de aditivos que otorgan propiedades especiales para cumplir con las exigencias específicas de las cajas de cambios y engranajes hipoidales de los vehículos.

Aceites semi-sintéticos

Los aceites semi-sintéticos se obtienen a partir de una mezcla de aceites base minerales y aceites de síntesis (generalmente compuestos entre un 70 y un 80% por aceite mineral y entre el 20 y el 30% por aceite de síntesis).

Aceites sintéticos

Son aceites lubricantes elaborados sintéticamente, que en parte y según su caso de aplicación tienen las siguientes características: punto de coagulación muy bajo, una buena relación de temperatura y viscosidad, pocas pérdidas por evaporación, larga duración de servicio y gran estabilidad frente a la corrosión.

Adherencia

La característica de un lubricante que le hace aferrarse o adherir a una superficie sólida.

Aditivos (para lubricantes)

Los aditivos son sustancias adicionales añadidas a los aceites minerales o productos derivados de éstos y solubles en ellos. Los aditivos modifican o mejoran por efectos químicos o físicos las propiedades de los lubricantes (estabilidad contra la oxidación, efectos de extrema presión EP, formación de espumas, correlación viscosidad-temperatura, punto de coagulación, fluidez, etc.).

Aditivos para mejorar el índice de viscosidad

Son aditivos diluidos en el aceite mineral y que mejoran la correlación entre viscosidad y temperatura. A temperaturas elevadas ayudan a elevar la viscosidad y a bajas temperaturas mejoran la fluidez.

Aditivos protectores contra el desgaste

Son aditivos encargados de disminuir el desgaste en la zona de rozamiento mixto. Se distingue entre: – aditivos de efecto suave como ácidos grasos, aceites grasos; – aditivos de alta presión, como por ejemplo combinaciones de azufre, fósforo o cinc; – lubricantes sólidos, como por ejemplo grafito, disulfuro de molibdeno y micro-cerámica.

Antioxidantes

Son aditivos que retardan el envejecimiento de los aceites lubricantes considerablemente.

API

API son las iniciales de American Petroleum Institute, organización Americana que reglamenta criterios de rendimiento de los lubricantes en base a pruebas físico-químicos y a tests en motores de ensayo. La sigla API aparece asociada generalmente a uno ó dos conjuntos de letras, por ejemplo API SJ, API CF o API SJ/CF. La primera letra distingue entre aceites para motor bencineros (S) y aceites de motor Diesel (C) ó para los dos (S../C..). La segunda letra de cada uno de estos conjuntos indica criterios de rendimiento más severos en orden alfabético.

ATF

Abreviatura para Automatic Transmisión Fluid. Se trata de lubricantes especiales adaptados a las exigencias de transmisiones automáticas.

Centipoise (cP)

Unidad antigua empleada para la viscosidad dinámica (1 cP = 1 mPa s).

Centistoke (cSt)

Unidad antigua empleada para la viscosidad cinemática (1 cSt = 1 mm2/s).

Cigüeñal

Pieza clave de un motor. Sirve para transformar (junto con la biela) el movimiento lineal del pistón en rotatorio que luego pasa al sistema de transmisión. Se compone de una serie de apoyos donde se sujeta al bloque a través de unos casquillos que permiten su giro. La biela se sujeta en las muñequillas que están descentradas con respecto al eje de giro del cigüeñal. Para equilibrar el conjunto se utilizan los contrapesos. El cigüeñal se fabrica en una sola pieza con acero forjado y aleados con cromo, molibdeno y vanadio. El número de apoyos, muñequillas y contrapesos depende del número y colocación de cilindros en el motor.

Cizallamiento

El esfuerzo de cizallamiento se denomina la tensión, que actúa paralelamente al área.

Clasificación SAE

En la técnica de los aceites lubricantes se define la viscosidad según la clasificación SAE. Su graduación ha sido establecida por la Society Automotive Engineers (SAE) estadounidense a partir de dos criterios: aceites cuyas propiedades viscosas han sido determinadas a -18ºC y aceites que han sido medidos a 100ºC. Los primeros incluyen la letra W y los segundos únicamente las siglas SAE. Así, un aceite SAE 10W tiene una viscosidad 10 a -18ºC y un SAE 40 tiene un grado de viscosidad 40 a 100ºC. Cuando encontramos un aceite con nomenclatura del tipo SAE 10W-40 nos hayamos ante un lubricante multigrado, aquellos que mantienen sus propiedades en temperaturas muy distintas. El índice SAE, solo indica como es el flujo de los aceites a determinadas temperaturas, es decir, su VISCOSIDAD. El grado de viscosidad SAE no tiene que ver con la calidad del aceite, contenido de aditivos, funcionamiento o aplicación para condiciones de servicio especializado.

Color de los aceites (usados)

Los aceites usados muchas veces se valoran erróneamente a raíz de su color. Por su función detergente, el aceite recoge impurezas (partículas oscuras) generadas en el proceso de combustión (hollín, lacas, etc.) en el motor y las mantiene en suspensión, por lo cual se oscurece.

Contenido de agua

Si un aceite lubricante contiene agua, la película lubricante está interrumpida por gotas de agua con lo que disminuye su capacidad lubricante. Además el agua en el aceite acelera el envejecimiento y origina corrosión.

Contenido de cenizas

Las cenizas son los residuos incombustibles de un lubricante. Las cenizas pueden tener diferente origen: pueden provenir de sustancias activas disueltas en el aceite; también el grafito y el disulfuro de molibdeno así como los jabones y otros espesantes producen cenizas. Los aceites usados contienen también jabones metálicos insolubles que se forman durante el servicio; además residuos incombustibles de partículas de suciedad causadas por abrasión y obstrucciones. A veces puede determinarse un deterioro inicial a raíz del contenido de cenizas.

Datos característicos

Los datos característicos de un aceite lubricante son generalmente el punto de inflamación, la densidad, la viscosidad nominal, el punto de escurrimiento e indicaciones sobre los aditivos. Los datos característicos de una grasa son el tipo de espesante, el tipo y viscosidad del aceite básico, el punto de goteo, la penetración de amasamiento y los aditivos, si los tiene.

Datos de análisis

Entre los datos de análisis hay que mencionar: densidad, punto de inflamación, viscosidad, punto de solidificación, punto de goteo, penetración, índice de neutralización, índice de saponificación. Los datos del análisis caracterizan las propiedades físicas y químicas de los lubricantes y permiten, dentro de ciertos límites, deducir conclusiones con respecto a su empleo.

Densidad

La densidad de aceites minerales se denomina con r, se mide en g/cm3 y se refiere a 15 °C. La densidad de aceites lubricantes minerales se encuentra alrededor de r = 0,9 g/cm3. La densidad depende de la estructura química del aceite. Aumenta en aceites del mismo origen con la viscosidad y disminuye al aumentar el grado de refinación. La densidad por sí sola no es una magnitud de la calidad.

Depósitos

Los depósitos constan principalmente de partículas de hollín y de suciedad. Se originan debido al envejecimiento prematuro del aceite, al desgaste mecánico, bajo la influencia de mucho calor o de intervalos de cambio de lubricante demasiado largos. Estos residuos se depositan en el cárter, en los filtros y en los conductos de alimentación del lubricante. Estas deposiciones pueden repercutir en la seguridad de servicio.

Desgaste

El desgaste es el daño de la superficie por remoción de material de una o ambas superficies sólidas en movimiento relativo. Es un proceso en el cual las capas superficiales de un sólido se rompen o se desprenden de la superficie. Al igual que la fricción, el desgaste no es solamente una propiedad del material, es una respuesta integral del sistema. Los análisis de los sistemas han demostrado que 75% de las fallas mecánicas se deben al desgaste de las superficies en rozamiento. Se deduce fácilmente que para aumentar la vida útil de un equipo se debe disminuir el desgaste al mínimo posible.

Destilados

Son mezclas de hidrocarburos obtenidos durante la destilación del petróleo.

Detergentes

Son agentes con la propiedad de disolver residuos y de limpiar superficies que deben ser lubricadas.

Dispersantes

Son agentes en los aceites lubricantes que mantienen en suspensión partículas de suciedad en forma finísima, hasta que se separen por filtración o por cambio de aceite.

Duración de servicio de la grasa (en rodamientos)

La duración de servicio de la grasa es el tiempo entre el primer arranque y el fallo de un rodamiento como consecuencia de la lubricación deficiente. La duración de servicio depende de: – la cantidad de grasa; – el tipo de grasa (espesante, aceite básico, aditivos); – el tipo y tamaño del rodamiento; – la magnitud y carácter de la solicitación a carga; – el factor de velocidad; – la temperatura del rodamiento.

Envejecimiento

Es la alteración química desfavorable de productos minerales y sintéticos (p. e. lubricantes, carburantes) ya sea durante su uso o durante su almacenamiento. Es debido a reacciones con el oxígeno (formación de peróxidos o radicales de hidrocarburos). El calor, la luz así como influencias catalizadoras de los metales y otro tipo de suciedad aceleran la oxidación, originando la formación de ácidos o de lodos. Los “antioxidantes” retardan el envejecimiento.

Especificaciones (Normas)

Son normas para lubricantes, en las que se definen las propiedades físicas y químicas así como los métodos de ensayo. Estas normas pueden ser definidas por empresas, asociaciones o gremios militares.

Especificaciones MIL

Se trata de las especificaciones de la armada de los EE.UU. con exigencias mínimas para los lubricantes a suministrar. Los fabricantes de motores y de máquinas muchas veces presentan las mismas exigencias mínimas de los lubricantes. El cumplimiento de estas exigencias mínimas se valora como medida de calidad.

Espesantes

Los espesantes y los aceites básicos son los componentes de las grasas. Los espesantes más usuales son jabones metálicos (de Li, de Ca, de Na, de 12-hidroxiestearatos y otros) así como combinaciones del tipo urea, PTFE y silicatos estratificados de Mg-Al.

Espuma

La espuma es un fenómeno no deseado en aceites minerales. Favorece el envejecimiento de los aceites y un exceso de espuma puede conducir a pérdidas de aceite.

Ésteres (aceites lubricantes sintéticos)

Son combinaciones entre ácidos y alcoholes bajo exclusión de agua. Los ésteres de alcoholes superiores con ácidos grasos bivalentes forman los llamados aceites diéster (aceites lubricantes sintéticos). Los aceites de éster formados a partir de alcoholes multivalentes y de diversos ácidos orgánicos son de gran estabilidad térmica.

Formación de lodos

Debido a la influencia del aire y del agua, en los aceites minerales, sobre todo si son de baja calidad, pueden formarse sustancias de oxidación y polimerizados. Los productos separados se depositan en forma de lodo causando diversos problemas para el motor: obstrucción de los conductos de alimentación de aceite y del filtro, desgaste prematuro, contaminación y disminución de las propiedades lubricantes del nuevo aceite.

Fricción

La fricción se define como la resistencia al movimiento durante el deslizamiento o rodamiento que experimenta un cuerpo sólido al moverse sobre otro con el cual está en contacto. Las dos leyes básicas de la fricción se han conocido desde hace un buen tiempo: a) la resistencia de fricción es proporcional a la carga; b) la fricción es independiente del área de deslizamiento de las superficies

Funciones principales de un aceite de motor

Un aceite de motor debe cumplir las siguientes funciones: Lubricar: – Evitar el desgaste entre las piezas en deslizamiento – Enfriar: Desplazar el calor de los pistones, cilindros bujes, etc. – Sellar: Sellar los gases de compresión y los gases de combustión interior de la cámara de combustión, evitando una pérdida de potencia del motor. – Limpiar: El aceite pone en suspensión las impurezas, el polvo, los residuos de combustión y las partículas de desgaste que posteriormente se depositan en el filtro. De esta forma, mantiene el motor limpio y evita la acumulación de suciedad, el gripado rápido de los residuos y la formación de depósitos en el cárter. Proteger: El aceite protege las superficies internas del motor contra la corrosión provocada por el agua y los ácidos procedentes de la combustión.

Grado de viscosidad SAE

En países de habla inglesa y en la técnica de automóviles se define la viscosidad de aceites lubricantes según la clasificación SAE (Society of Automotive Engineers). La equivalencia para aceites lubricantes de motores se encuentra en la norma DIN 51511, la correspondiente a aceites para cajas de cambio, en la DIN 51512.

Grasas complejas

Las grasas complejas contienen, además de los jabones metálicos de ácidos grasos con elevado peso molecular, sales metálicas de ácidos orgánicos de molécula reducida. Estas sales con los jabones forman complejos con características más ventajosas que las grasas de jabón normal, principalmente en lo que se refiere a los límites de temperatura, el comportamiento frente al agua, la protección contra la oxidación y la capacidad de absorber solicitaciones a carga.

Grasas complejas de base alumínica

Tienen una buena resistencia frente al agua y, si contienen aditivos EP, una elevada capacidad de absorber cargas. Pueden usarse, según su aceite básico, hasta temperaturas de 160 °C aproximadamente.

Grasas de base lítica

Las grasas saponificadas a base de litio se distinguen por su estabilidad al agua relativamente grande y por la zona extensa de temperaturas de aplicación. Frecuentemente contienen inhibidores de oxidación, productos anticorrosivos y aditivos para alta presión (EP). Debido a sus buenas propiedades, las grasas de base lítica se emplean en gran cantidad de aplicaciones de rodamientos.

Grasas de base sódica

Las grasas de base sódica se caracterizan por su buena adherencia. Estas grasas forman en las superficies de rodadura y deslizamiento de los rodamientos una película homogénea y elástica. Emulsionan con agua, es decir, no son resistentes al agua. Pueden absorber sin dificultad pequeñas cantidades de humedad, sin embargo, con cantidades mayores, la grasa se licúa y fluye fuera del recinto del rodamiento. Las grasas sódicas presentan un comportamiento deficiente frente al frío. Zonas de temperaturas de aplicación: entre –30 °C y +120 °C.

Grasas lubricantes

Las grasas lubricantes son mezclas consistentes formadas por espesantes y aceites. Se distinguen los siguientes tipos: – Grasas lubricantes saponificadas a base de un metal, formadas por un jabón metálico como espesante y aceites lubricantes; – Grasas lubricantes sin jabón con espesantes inorgánicos a base de gel o espesantes orgánicos y aceites lubricantes; – Grasas lubricantes sintéticas formadas por espesantes orgánicos o inorgánicos y aceites sintéticos.

Grasas para elevadas temperaturas

Las grasas líticas pueden usarse hasta temperaturas de régimen de 130 °C y las grasas de poliurea hasta 200 °C. Algunas grasas especiales a base de MoS2, de siliconas o sintéticas pueden usarse hasta temperaturas de 270 °C como máximo.

Hidrocarburos aromáticos

Son combinaciones no saturadas de hidrocarburos con estructura molecular anular (benzol, toluol, naftalina). Los hidrocarburos aromáticos tienen una relación viscosidad-temperatura mala y repercuten desfavorablemente en la resistencia a la oxidación de los lubricantes.

Índice de neutralización NZ

El índice de neutralización NZ es una medida del envejecimiento de un aceite mineral. Con él se indica cuántos mg de hidróxido de potasio son necesarios para neutralizar los ácidos libres contenidos en 1 g de aceite. En aceites con aditivos, el índice de neutralización es, incluso en aceites nuevos, algo mayor que cero, debido a los activadores. Una variación del índice de neutralización con respecto al valor nuevo, no debe sobrepasar el valor de 2.

Índice de viscosidad VI

Mediante el índice de viscosidad (VI) se define de forma numérica la relación entre la viscosidad y la temperatura.

Inhibidores

Son agentes que retardan determinadas reacciones de un lubricante. Se usan predominantemente contra los procesos de envejecimiento y corrosión en los lubricantes.

Líquidos hidráulicos

Son líquidos de presión difícilmente inflamables para transmisión hidráulica de esfuerzos y mando hidráulico.

Lubricante

Un lubricante es una sustancia que, colocada entre dos piezas móviles forma una película que impide su contacto, permitiendo su movimiento incluso a elevadas temperaturas y presiones.

Lubricantes anticorrosivos

Los aceites y las grasas anticorrosivos protegen superficies metálicas fácilmente oxidables contra el ataque de la humedad y oxígeno del aire.

Lubricantes EP

Son lubricantes para alta presión (Extreme Pressure). Se denominan así las grasas y los aceites que contienen agentes EP contra el desgaste.

Lubricantes sólidos

Son agentes de aplicación directa o en suspensión en aceites o grasas de lubricación, como por ejemplo grafito o disulfuro de molibdeno.

Miscibilidad de aceites

Aceites de diferentes clases o de distinta fabricación no deben mezclarse sin consulta previa. Una excepción la forman los aceites HD para motores que casi siempre pueden mezclarse entre sí. Si se mezclan aceites nuevos con otros usados puede depositarse lodo. En todos los casos en que pueda formarse lodo, conviene mezclar pruebas en un vaso.

Oxidación (de aceite)

Véase “Envejecimiento”

Penetración

La penetración es una medida para la consistencia de una grasa lubricante. Se determina midiendo, en décimas de milímetro, la profundidad a que llegue un cono normalizado en un recipiente lleno de grasa sometida bajo condiciones exactamente definidas, en general a 25 ºC y durante 5 s.

Pérdida de aceite en grasas

Bajo pérdida de aceite se entiende la separación del aceite lubricante en la grasa al separarse de la estructura de saponificación. Las causas más corrientes son: estabilidad insuficiente de penetración y/o resistencia térmica de la grasa.

Pérdidas por evaporación

Se trata de las pérdidas de un aceite lubricante por la evaporación a elevadas temperaturas. Puede significar un mayor gasto de aceite y conducir a una variación de las propiedades del aceite.

Pourpoint

El pourpoint de un aceite mineral es la temperatura a la cual un aceite deja de fluir al refrigerarse bajo condiciones definidas.

Prueba Emcor

Ensayo de las propiedades de resistencia a la corrosión de grasas para rodamientos según DIN 51802.

Punto de coagulación

El punto de coagulación de un aceite es la temperatura a la que el aceite deja de fluir si se refrigera bajo condiciones definidas. El punto de coagulación se encuentra en 2 a 5 K por debajo del pourpoint. El comportamiento de los aceites respecto al frío algo por encima del punto de coagulación ya puede ser desfavorable, por lo que es necesario determinar la viscosidad.

Punto de goteo

Es la temperatura a la que una prueba al calentarse bajo condiciones de ensayo definidas comienza a fluir por el orificio de una boquilla y gotea sobre la base del tubo de ensayo. Para grasas, véase DIN ISO 2176.

Punto de inflamación

El punto de inflamación es la temperatura más baja a la cual, bajo condiciones de ensayo definidas, se forma tal cantidad de vapor de aceite que la mezcla aceite-aire se inflama por primera vez en presencia de una llama. El punto de inflamación es un dato característico de un aceite pero no tiene apenas importancia para su valoración.

Refinados

Durante la fabricación de aceites lubricantes se consigue una buena resistencia al envejecimiento mediante el refinado de los productos destilados. Durante este proceso se separan combinaciones inestables en las que puede haber azufre, nitrógeno, oxígeno y sales metálicas. Existen diferentes procedimientos de refinado, siendo los más importantes el refinado por ácido sulfúrico y el refinado por disolventes.

Relación V-T (Viscosidad-Temperatura)

Con esta denominación se define en los aceites lubricantes la variación de la viscosidad en función de la temperatura. Se dice que la relación V-T es buena cuando no varía fuertemente la viscosidad con la temperatura. (Véase “Índice de viscosidad VI”).

Relación viscosidad y presión

Es la dependencia de la viscosidad de un aceite lubricante de la presión a la que está sometido. Al aumentar la presión aumenta la viscosidad.

SAE

Society of Automotiv Engineers (Sociedad de ingenieros automotrices). Ver “Calsificación SAE”

Tribología

La tribología es la ciencia que estudia la fricción, el desgaste y la lubricación de superficies en contacto. Las tareas del especialista en tribología (tribólogo) son las de reducir la fricción y desgaste para conservar y reducir energía, lograr movimientos más rápidos y precisos, incrementar la productividad y reducir el mantenimiento.

Válvula

Pieza encargada de abrir y cerrar los conductos de entrada y salida de aire del cilindro. Consiste en una cabeza que se apoya en el asiento de la cámara de combustión y que por medio de un vástago se une al muelle que la mantiene cerrada y también la pone en contacto con la leva que la abre. Las válvulas son de admisión cuando se colocan el los conductos de entrada de aire y de escape cuando están en los conductos de salida de los gases quemados.

Viscosidad

La viscosidad es la propiedad física básica de los aceites lubricantes. La viscosidad decrece al aumentar la temperatura y aumenta al decrecer ésta (véase “Relación V-T”). Por esta razón es necesario indicar para cada valor de la viscosidad, la temperatura a la que se refiere. La viscosidad nominal es la viscosidad cinemática a 40 °C. Desde el punto de vista físico, la viscosidad es la resistencia al flujo que presentan unas capas de un líquido frente a otras capas vecinas. Se distingue entre la viscosidad dinámica h y la viscosidad cinemática n. Aquí la viscosidad cinemática es la viscosidad dinámica referida a la densidad. Por lo tanto aquí existe la relación h =r * n, siendo r la densidad. Las unidades internacionales SI (Sistema Internacional Unificado) para la viscosidad dinámica son Pa s o bien mPa s, que han sustituido las unidades usadas anteriormente como Poise (P) y Centipoise (cP). La equivalencia es 1 cP = 10–3 Pa s. Las unidades SI para la viscosidad cinemática son m2/s y mm2/s. La unidad empleada frecuentemente Centistoke (cSt) equivale a la unidad SI del mm2/s.